Secciones
Historial

Mostrar historial


Quintana Roo celebra el Día de Muertos o “Hanal Pixán”

Publicado: 02-11-2011

Miles de personas abarrotaron los panteones para honrar a sus difuntos y elaboraron creativos altares


Chetumal, Q. Roo.- El maravilloso paraíso del Caribe que durante todo el año recibe a miles de turistas atraídos por su cálido sol e inigualable mar azul turquesa, se alegra con colores, música y misticismo para celebrar el tradicional Día de Muertos.

Mientras que el 31 de octubre otros países celebran la Noche de Brujas (Halloween) mediante fiestas de disfraces, casas encantadas y magia, México festeja el Día de Muertos el 2 de noviembre. Esta festividad sugiere la creencia de que entre el día 31 de octubre y el día de la celebración, las almas de los queridos difuntos deambulan por la tierra para disfrutar de los placeres que tenían en su vida terrenal.

A lo largo del estado de Quintana Roo, el “Hanal Pixán”, como la comunidad maya conoce esta fiesta, es una de las tradiciones más significativas debido a las preparaciones que conlleva su celebración: la construcción de altares de muertos adornados con palma, cruces, hipiles, velas, bebidas, fotos y la comida que más disfrutaba el “finado”, como le dicen a sus difuntos. Durante el Hanal Pixán, las personas rezan y cantan, barren los patios y pintan las bardas para recibir a sus difuntos con todos los honores.

De esta forma, cada region que comprende la entidad tiene diversas formas de efectuar la celebracion, auque todas coinciden en lo elemental: la comida y el proposito de esta.

Gastronómicamente, el Hanal Pixan es una celebración que reboza de sabor. Con el fin de que todas las almas gocen de los placeres terrenales, grandes porciones de los mejores platillos son preparadas. Prueba de ello es el Mucbipollo, proveniente del maya “Pib” que significa “enterrado” y que es en esencia un tamal o pastel de maíz relleno de pollo, salsas, caldos y diversas especias, cocido en una fosa bajo tierra y cubierto con hojas de plátano y henequén. Toda esta comida se dispone sobre los altares para que las almas puedan tener su banquete. La creencia dicta que al día siguiente la comida que fue ofrendada habrá perdido su sabor y sus nutrientes.

Al menos en la Capital de Quintana Roo se estima que más de 20 mil personas han visitado los camposantos entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre.

El dato

Hanal Pixán, proviene de vocablos en lengua maya (pronúnciase janal pishán), (maya: Hanal (Comida) y Pixán (Alma que da la vida al cuerpo), 'Comida de las almas'; es el nombre en lengua maya de la comida tradicional que se ofrece a los muertos cuya conmemoración se realiza en la Península de Yucatán, en pueblos y ciudades de origen o con influencia maya, el día 2 de noviembre.

En los estados que conforman la Península de Yucatán se celebra el Hanal Pixan los días 31 de octubre, que es el día de los niños, el 1 de noviembre, que es el de los adultos y el 2 que es de todos los santos. La celebración comienza desde mucho antes con el bordado de los manteles que se utiliza sobre la mesa; la elaboración de los trastes de barro, las velas de cera, etc. Se hace una limpieza general de casa y patios, se pintan las albarradas, todo esto se hace “para que las ánimas que llegan esos días no tengan que hacerlo”. Las mujeres deben terminar sus quehaceres temprano “pues si llegan las ánimas antes se ponían a llorar, por ver el trabajo inconcluso”. Se acostumbra dormir temprano la noche anterior “para no perturbar las almas que vienen llegando”.

Cabe señalar que el día de muertos fue declarado en el 2003 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, debido a la importancia en la cotidianidad de las comunidades indígenas mexicanas con respecto a las diferentes dimensiones y percepciones de la muerte. (Omar Capistrán Espinosa)


Número de visitas:3576

+ Noticias de
Cultura


Nuestras Columnas

Bodas nocturnas y tortugas marinas
| Impacto Ambiental

Humillados
|El Arbitrario